Hechiza tu estilo con los mejores consejos en piercings Hekix

Ir al estudio de tatuajes y piercings siempre es un poco emocionante y, a veces, también un poco aterrador. Podemos tener toda la intención de hacernos un nuevo piercing o tatuaje, pero al momento de tomar la decisión de hacerlo, nuestros nervios pueden apoderarse de nosotros. Pero para mí, siempre ha habido una especie de emoción detrás de esos nervios, una especie de anticipación y emoción por lo que estás apunto de hacer. Recientemente fui al estudio de tatuajes y piercings para ver si podía satisfacer mi curiosidad y hacerme un nuevo piercing. ¿Adivinas cuál es mi elección? Sí, un piercing hélix.

Le fui sincera a la chica sobre mi miedo y nerviosismo, pero ella fue muy amable y paciente conmigo. Me explicó todo acerca del proceso del piercing hélix, desde la limpieza hasta la selección de joyas de acero quirúrgico. Trató de hacerme sentir lo más cómoda posible, incluso me contó algunas historias interesantes que ayudaron a distraerme durante el piercing.

En mi experiencia personal, el piercing hélix no fue tan doloroso como lo esperaba. Sentí un pinchazo y una presión momentáneos, y luego una sensación de calidez que desapareció rápidamente. El dolor no fue nada comparado con la emoción y la satisfacción que sentí cuando vi el resultado final. Me encantó la forma en que el pendiente colgaba en mi cartílago, y la sensación de tener un anillo fresco y nuevo en mi cuerpo.

Si estás considerando hacerte un piercing hélix, aquí hay algunas cosas que debes saber:

¿Qué es el piercing hélix?

El piercing hélix es un tipo de piercing que se realiza en la parte superior de la oreja, en el cartílago que se extiende desde el exterior de la oreja hasta el centro. A menudo se realiza con una aguja hueca esterilizada y se puede usar una variedad de joyas, incluidos anillos, barras y pasadores de seguridad. Al igual que cualquier otro tipo de piercing, la salud y la seguridad deben ser primordiales durante el proceso.

¿Es doloroso el piercing hélix?

El dolor durante el proceso varía de una persona a otra, pero en general, el piercing hélix no es uno de los más dolorosos. Se puede sentir una presión y un pinchazo momentáneos cuando la aguja perfora el cartílago, pero la sensación desaparece rápidamente. Tu cuerpo liberará endorfinas después del piercing, que actuarán como analgésicos naturales y te ayudarán a sentirte más cómodo.

¿Cuánto tiempo tarda en sanar el piercing hélix?

El tiempo de curación del piercing hélix depende de varios factores, como el cuidado posterior y la salud individual del cuerpo. Generalmente, el tiempo de curación puede variar entre 3 meses y 1 año. Durante este período, debes tener un cuidado cuidadoso de la zona perforada, limpiarla adecuadamente y no cambiar la joya hasta que el piercing esté completamente curado.

Consejos de cuidado posterior

Para garantizar una curación adecuada, es esencial seguir estos consejos después de hacerte un piercing hélix:

– Limpia la zona perforada con una solución salina esterilizada dos veces al día.
– Mantén tus manos limpias antes de tocar la zona del piercing.
– No cambies la joya hasta que el piercing esté completamente curado.
– Evita dormir sobre la oreja durante el proceso de curación.
– Evita los cuerpos extraños en la zona perforada, como maquillaje o perfume.

Descubre nuestro especial:  Todo lo que necesitas saber sobre el piercing en la oreja helix: tipos, cuidados e inspiración de joyería

¿Qué tipo de joyas debería usar con mi nuevo piercing hélix?

Es importante seleccionar una joya en la que te sientas cómodo y segura después de hacerte el piercing hélix. Las opciones comunes incluyen anillos de herradura, barras rectas y pasadores de seguridad. Es esencial seleccionar joyas hechas de materiales seguros, como acero quirúrgico, titanio o niobio. No uses joyas fabricadas con materiales alergénicos, como el níquel.

¿Qué debo hacer si mi piercing hélix se infecta?

Si sospechas que tu piercing hélix se ha infectado, comunícate con tu médico o el estudio de tatuajes y piercings para obtener asistencia. Algunas señales de infección incluyen dolor, enrojecimiento, secreción y fiebre. El cuidado adecuado y la limpieza ayudarán a prevenir infecciones, pero si notas algo fuera de lo normal, no dudes en buscar ayuda profesional.

Un piercing hélix puede ser un toque personal a tu estilo y una declaración de moda. Pero más allá de eso, la satisfacción personal que se siente después de hacerte un piercing hélix es incomparable. Espero que estos consejos te hayan dado una idea de lo que puedes esperar al hacerte un piercing hélix, y te hayan dado la confianza para considerar hacerlo en tu próxima visita al estudio de tatuajes y piercings. Mi último consejo de belleza es que siempre investigues y selecciones un estudio de tatuajes y piercings seguro para cualquier servicio que desees. Con el cuidado y la atención adecuados, un piercing hélix puede ser una adición impresionante y duradera a tu estilo personal.

Comentar es inteligente!

Usamos Cookies!    Más info
Privacidad